La decisión de ser Au Pair

Siendo sincera cuando me enteré de la posibilidad de poder irme a vivir a otro país y trabajar al mismo tiempo, no lo pensé dos veces, esa era mi oportunidad de hacer algo diferente y empezar a descubrir el mundo sin la necesidad de depender  económicamente de mi papá y como ya les había contado en “mi historia”, saliendo de prepa yo todavía no quería entrar a la Universidad así que decidí darme un año sabático el cual se convirtió en 3 años ups!

En el primer año que me tomé, yo no tenía ni idea de que irse a otros países como Au Pair o niñera era posible, sino les aseguro que luego luego saliendo de prepa me hubiera ido, pero no fue así, la vida decidió darme está oportunidad meses después cuando una de mis mejores amigas me dio la idea de irme de Au Pair, esto fue porque su mejor amiga de España estaba de niñera en Inglaterra y ya iba a terminar su estancia allá, así que existía la posibilidad de poder quedarme con su familia, por lo cual yo estaba muy emocionada, pero esto no sucedió así.

Tuve mi primer entrevista con la mamá y para mi sorpresa y mi primer desilusión no me quiso, ya que legalmente solo podía quedarme allá por 6 meses, sino corres el riesgo de que te deporten y no te dejen regresar durante un tiempo. En algunos países como Inglaterra necesitas la doble nacionalidad para ser legalmente Au Pair, claro que esto también puede depender de tu nacionalidad, en mi caso siendo Mexicana solo podía estar 6 meses allá como turista y la gran mayoría de las familias necesitan que mínimo pases 1 año con ellas, ya que no les gusta mucho estar cambie y cambie de niñera para sus hijos, lo cual es muy entendible, ya que los niños se llegan a encariñar mucho al pasar tanto tiempo con nosotras.

La verdad esto me causó una gran desilusión y en ese momento mi mundo se vino abajo, me puse súper triste pensando que ya no tendría la oportunidad de irme, pero decidí que no me iba a dar por vencida tan rápido, así que me puse a investigar y encontré varias agencias con las que me podía ir de Au Pair y gracias a Dios en ciertos países como Alemania en donde estuve yo, te dan Visa de Au Pair siendo Mexicana para que trabajes como niñera durante 1 año y en el caso de USA puedes extender tu visa hasta 2 años.

Gracias a que me sucedió esto aprendí que las cosas no siempre se dan como uno quiere o espera, pero no por eso debemos darnos por vencidos, siempre hay que hacer todo lo que esté en nuestras manos y buscar otros caminos para alcanzar nuestras metas, al final si ese es nuestro destino, llegaremos a él. Así que si las cosas se ponen difíciles, no se den por vencidos y aprovechen todo el tiempo posible que la vida se pasa muy rápido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *