Aachen

Hola viajeros! Esta semana quiero platicarles un poco de la primera ciudad en la que viví por casi 7 meses “Aachen” en español conocida como Aquisgrán.

Aachen es una pequeña pero muy hermosa ciudad, realmente pintoresca,  situada cerca de la frontera Alemana con Bélgica y más o menos a 2 horas de Amsterdam y 30 min de Maastricht, Holanda, es un lugar donde llueve a menudo sin importar la época del año, pero gracias a que no es muy grande les será posible recorrerla en un día.

Actividades: 

Les dejo algunos de los lugares que podrían visitar si llegan a ir:

  • La Catedral (Aachener Dom) : Se fundó en el año 800 d. C. y, más tarde, se le añadió un coro gótico.
  • El Erario (Domschatzkammer): Alberga objetos medievales, como el santuario de Carlomagno.
  • El ayuntamiento barroco (Aachener Rathaus): Contiene frescos del siglo XIX.
  • Elisenbrunnen: Sus fuentes se llenan de manantiales de agua sulfurosa aunque a veces, estas provocan un olor a huevo podrido. 

También les dejo algunos de los museos que pueden visitar: 

  • Centre Charlemagne: Explica la historia de la ciudad en la época de Carlomagno.
  • Internationales Zeitungsmuseum: Expone una colección de periódicos.
  • Couven-Museum: Aquí pueden observar estancias de casas de los siglos XVIII y XIX.

Y más allá del centro están los espacios verdes de Lousberg y Farwickpark.

  • Lousberg: Abarca un bosque y la Drehturm Belvedere, una torre de vigía con un restaurante giratorio.
  • Farwickpark: Aquí se encuentran los manantiales minerales de Carolus Thermen y muy cerca está la galería de arte contemporáneo Ludwig Forum que se ubica en una antigua fábrica de paraguas de 1920.

Por último quiero agregar que mi época favorita ahí fue en invierno, a mi parecer es cuando más hermosa se ve! Les juro la ciudad parece sacada de un cuento de navidad.

En invierno ponen un mercado navideño hermoso! Se llama “Aachener Weihnachtsmarkt” donde venden muchas curiosidades navideñas, comida, dulces típicos de allá, galletas y demás, pero sobre todo tienen que probar el “Glühwein” lo sirven en esta época del año y es vino caliente con algunas especies. 

Así que ya saben, si van a Alemania o están por la frontera de Holanda o Bélgica no olviden visitar Aachen, les juro vale la pena pasear un rato por ahí. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *